Jugosas albóndigas de cerdo, sémola y calabacín

Jugosas albóndigas de cerdo

Los ordinarios se vuelven aún más tiernos, suaves y jugosos tan pronto como se agregan las verduras. Carne de cerdo, calabacín y hierbas frescas hacen una maravillosa combinación muy aromática y sabrosa. Todos deberían probar esta receta de albóndigas.

Por favor, valora esta receta

5 estrellas de 7 votos

Ingredientes

  • 1 calabacín mediano
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de sémola
  • 500 g de carne de cerdo picada
  • 2-3 ramitas de perejil u otras hierbas
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • 100 g de pan rallado
  • 2-3 cucharadas de aceite

Instrucciones

  1. Ralla los calabacines y escúrrelos ligeramente.
  2. Mezcla las verduras con los huevos y la sémola.
  3. Deja reposar la mezcla durante unos 10-15 minutos.
  4. Mezcla la carne picada, los calabacines, el perejil picado, la sal y la pimienta en un bol.
  5. Dé forma a la mezcla en pequeñas tortitas redondas y páselas por pan rallado.
  6. Caliente el aceite en una sartén a fuego medio-alto.
  7. Fría las tortitas por todos lados durante unos 5 minutos para que están bien doradas.
  8. Dependiendo del tamaño de las empanadas, ajuste el tiempo.
  9. Reduzca el fuego al mínimo y cubra la sartén con una tapa.
  10. Deje que las albóndigas se cocinen de 7 a 10 minutos más.

Utensilios

  • rallador
  • tazón
  • sartén
  • cuchillo

Consejo

Los calabacines jóvenes no necesitan ser pelados. Sin embargo, cuando el calabacín está maduro, se deben quitar las semillas y la piel.

Recetas más recientes