Cazuela sencilla de calabaza con ricota y queso al horno

Cazuela sencilla de calabaza con ricota y queso al horno

La corteza de queso marrón rojizo y la salsa ricotta son el secreto del sabor excepcional de esta cazuela. El intenso aroma a calabaza hará las delicias de todos los amantes de la calabaza. Este plato es perfecto para una noche fría y otoñal.

Por favor, valora esta receta

5 estrellas de 4 votos

Ingredientes

  • 1 kg calabaza
  • Sal, al gusto
  • Pimienta negra, al gusto
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 2 huevos
  • 180-200 ml de leche
  • 150 g ricotta
  • 100 g queso duro

Instrucciones

  1. Pele la calabaza y córtela en trozos pequeños o medianos.
  2. Coloque la calabaza en una cacerola.
  3. Sazone con sal y pimienta.
  4. Luego rocíe con aceite y revuelva bien.
  5. Aplaste a 180° C durante unos 30 minutos hornear en el horno.
  6. Mientras tanto, bata los huevos con leche, ricota y sal en un tazón.
  7. Saca la cacerola del horno.
  8. Vierta la mezcla de ricota sobre la calabaza.
  9. Espolvorear con el queso duro rallado grueso.
  10. Vuelva a colocar la cacerola en el horno.
  11. Hornee la cacerola durante otros 20 minutos.
  12. Retire la cacerola de calabaza del horno y sirva caliente.

Utensilios

  • cuchillo
  • tabla de cortar
  • cazuela
  • cuenco
  • rallador

Recetas más recientes