10 ingredientes que pueden reemplazar la harina en productos horneados

10 ingredientes que pueden reemplazar la harina en productos horneados

Sustituye la harina en la repostería con 10 ingredientes

¿Tienes intolerancia al gluten o buscas alternativas más nutritivas (y más sabrosas) a la harina blanca para tus postres y platos calientes? Entonces echa un vistazo a esta lista de 10 ingredientes que pueden reemplazar parcial o completamente la harina de trigo clásica. Almidón, salvado de avena, puré de garbanzos y más.

1. Almidón

El primer sustituto que conocen todas las amas de casa es el almidón (maíz o patata). Aunque 100 g de almidón contienen aproximadamente la misma cantidad de calorías que 100 g de harina blanca, su principal ventaja es que puedes consumir menos. Entonces, dos cucharadas de harina blanca equivalen a una cucharada de almidón. Por ejemplo, quieres hornear un pastel. Luego reemplace 1/4 o incluso 1/3 de la cantidad requerida de harina en la receta con almidón. Use este consejo para todos sus platos: productos horneados, galletas e incluso guarniciones. Si está controlando su peso, sepa que los almidones (a diferencia de la harina blanca) ayudan a reducir el hambre y mejoran la función intestinal.

2. Legumbres

Los garbanzos, las alubias o las lentejas cocidas pueden sustituir a la harina en recetas sin azúcar e incluso dulces. Con tartas o pasteles, por ejemplo, el resultado final es más esponjoso y abundante. La pulpa del aguacate también es un buen sustituto de la harina. Hay muchas recetas de galletas de chispas de chocolate sin harina con aguacate.

3. Puré de patatas

El puré de patatas o rallado también puede ser un buen sustituto de la harina en tus recetas. También contienen almidón, que se hincha cuando se expone a la humedad y al calor. Si decide hacer este giro inusual, tenga cuidado y espere a que el puré de papas se enfríe antes de agregar los demás ingredientes.

4. Harina de frutos secos

Para sustituir la harina y añadir más sabor a tus recetas dulces, puedes utilizar harina de frutos secos. Está hecho de nueces sin cáscara (almendras, avellanas, nueces) molidas hasta obtener un polvo fino. Aunque es alto en calorías (por ejemplo, tiene 602 calorías por cada 100 g), es más saludable y nutritivo ya que es rico en antioxidantes, oligoelementos, vitaminas y ácidos grasos poliinsaturados. Al cocinar, simplemente reemplace la mitad de la cantidad de harina con la misma cantidad de harina de nuez.

5. Quinoa, alforfón o mijo

La quinoa, el alforfón y el mijo son ricos en nutrientes: fibra, sales minerales y aminoácidos esenciales, por lo que son imprescindibles en una dieta saludable. También puede sustituir la harina blanca en panecillos, galletas, panqueques y pasteles. Reemplace la cantidad requerida de harina con la misma cantidad de harina molida o hervida, trigo sarraceno o mijo, y además de los beneficios, obtendrá un plato con un sabor delicado.

6. Salvado de avena o de trigo

El salvado de avena y de trigo, muy popular como producto para perder peso, también se puede utilizar como sustituto de la harina en la cocina. El salvado es la capa exterior de los granos de avena y trigo, por lo que es más firme pero menos calórico. El salvado de avena o trigo también tiene un alto contenido de fibra soluble y pectina, lo que facilita el tránsito intestinal. Si estás tratando de perder peso o simplemente cuidar tu figura, reemplaza la harina con una cantidad igual de avena o salvado de trigo.

7. Sémola

La sémola es otra alternativa popular que puede reemplazar la harina en muchas recetas. Antes de cocinar, simplemente deje que la sémola se hinche (vierta leche o agua), sustituyendo la misma cantidad de harina blanca en la receta.

8. Galletas

Puedes picar finamente las galletas e incorporarlas a recetas sin azúcar o dulces, lo que les da más sabor. ¿Te apetece un muffin delicioso o dulce? Para hacer esto, use las galletas finamente molidas, sustituyendo completamente la cantidad requerida de harina. Y dado que las galletas ya tienen mantequilla y azúcar agregadas, también puede ahorrar en esos ingredientes.

9. Avena

La avena molida también puede reemplazar con éxito la harina. Tienen más calorías que el salvado, pero son mucho más interesantes desde el punto de vista nutricional y de salud. No hay restricciones culinarias sobre ellos, así que utilícelos para reemplazar completamente la harina en platos culinarios dulces o sin azúcar.

10. Harina de cereales

La harina de cereales es la última (pero no la más barata) alternativa para sustituir la harina blanca. La castaña, el coco, el arroz, el trigo sarraceno, la harina de garbanzo y muchos otros tienen un alto contenido de fibra y algunos incluso no contienen gluten. Si los incorporas a tus recetas, tendrás una comida sabrosa, nutritiva y más energética. Al hornear, tenga en cuenta que la harina de maíz es más densa. Por lo tanto, reduce a la mitad la cantidad recomendada de harina blanca para evitar que el pastel se hornee demasiado o, por el contrario, que no se hornee demasiado.